El amor de verano a veces dura poco, pero nunca se olvida

El verano es una época del año muy especial, por muchos motivos: llegan las vacaciones, el buen tiempo nos anima a pasar más tiempo en la calle… y, por supuesto, surgen los amores de verano, plagados de momentos inolvidables. ¿Quién no recuerda con nostalgia uno de esos amores de verano, en los que todos hemos hecho locuras y por los que hemos suspirado en más de una ocasión? Y, lo que es más importante, ¿estarías dispuesto a volver a pasar por algo así?

¿Qué hace especial al amor de verano? En primer lugar, tu disposición.

Así es; no se trata de que haya una época del año “ideal para enamorarse”, ni de que el amor sólo esté en el aire en los meses de verano. De hecho, en los últimos tiempos estamos acostumbrados a leer en los medios de comunicación acerca de los numerosos estudios que parecen demostrar que, en esta época del año, es cuando más parejas parecen romperse, precisamente con motivo de las vacaciones de verano. Y es que salir de la rutina diaria, viajar a algún lugar desconocido y pasar unos días alejados de las obligaciones y las responsabilidades del resto del año puede ser una gran ocasión para disfrutar junto a nuestra pareja pero, en ocasiones, todos esos cambios de vida pueden conllevar problemas también de convivencia. Como suele decir, “no es oro todo lo que reluce” y el amor no es una ciencia, ¡afortunadamente!

Amor de verano

Sin embargo, cuando la situación personal cambia, también lo hace nuestra percepción acerca  del amor de verano. Una persona libre sentimentalmente, con ganas de enamorarse, normalmente verá el verano como una gran oportunidad de vivir unas vacaciones inolvidables. Todos hemos soñado con ello en alguna etapa de nuestras vidas, ¿verdad? Un paseo por la playa al anochecer, una escapada en una isla recóndita, una excursión temática en pareja… A todo el mundo le gusta vivir este tipo de situaciones y, por supuesto, si se experimentan junto a nuestro ser amado, se convertirán en algo inolvidable. Tal vez dure poco, pero seguro que quedará en nuestra memoria para siempre.

Y tú, ¿estarías dispuesto/a a vivir una aventura de verano? Si es así no lo dudes, llámanos y deja que, simplemente, ayudemos al destino.

CompartirShare on FacebookTweet about this on Twitter